The hotel grounds

Historia de Don David

En 1974, después de varias visitas a Guatemala, David Kuhn, un estadounidense originario de Florida, decidió trasladarse a Petén y construir una pequeña cabaña a orillas del lago, a 3 km de la aldea El Remate. Desde el principio la gente local lo llamaba Don David, 'el gringo perdido'. A David le gustó el lago, la selva, los animales y la gente tan amable. Pronto decidió que este era el lugar para construir unos bungalows pequeños y área de camping para turistas. El 29 de diciembre de 1975, Don David abrió el Gringo Perdido, el primer hospedaje en la selva a orillas del lago Petén Itza.

Cutting the first boards of the Gringo Perdido 1975 David's Cabin 1976 David & Rosita with Gringo Perdido staff, 1977 La Casa De Don David Circa 1995

Los primeros 5 años del negocio fueron buenos, el Gringo Perdido creció rápidamente y comenzó a ser reconocido. David se casó con Rosita, una muchacha de El Remate. A principios de 1980 la guerra civil aumentó en Guatemala, y la mayoria de turistas sintieron que era peligroso visitar Guatemala, especialmente el área de la selva. En 1984, después de 3 años de casi no tener visitantes, Don David y Doña Rosita vendieron el hotel a un Guatemalteco de la Ciudad de Guatemala quien todavia es dueño del lugar. Luego de vender el hotel, David contempló la idea de sembrar maíz con los hermanos de Rosita pero luego decidió que sería mejor regresar a Estados Unidos para trabajar en construccion. Cada año durante los proximos cuatro años David, Rosita y su hija Kelsey dividieron su tiempo entre su casa en Florida y Guatemala, quedandose de 4 a 8 meses cada viaje.

En 1989 surgieron cambios politicos, la guerra civil se calmó, y los movimientos para salvar la selva comenzaron. Pronto fue establecida la Reserva de la Biosfera Maya y el turismo mejoró. Don David y familia decidieron tratar de nuevo en 1990 y abrieron su primer 'bed and breakfast' (cama y desayuno) en la parte terminada de su casa en El Remate. Agregando una o dos habitaciones cada año, abrieron oficialmente 'La Casa De Don David' en 1996. El hotel ahora cuenta con 15 habitaciones alrededor de un jardin botanico, y un restaurante con excelente vista al lago Petén Itzá.